7. Trasplante y limpieza de las bandejas
El momento de trasplante de los plantines dependerá de la especie producida (Foto 20) y (Foto 20 bis) . Debido a las características de este sistema y al profundo crecimiento radicular, es común observar que el desarrollo de las raíces sobresale del fondo de las celdas (Foto 21). Al momento del trasplante no es necesario recortarlas, pero de hacerlo deberá aplicarse una solución fungicida para evitar una posible entrada de patógenos.

Foto 20. Plantines listos para el trasplante. Arriba: Lisianthus, alelí, coral. Abajo: Pepino, lechuga, pimiento.

Foto 20 bis. Plantines listos para el trasplante. Arriba: Lisianthus, alelí, coral. Abajo: Pepino, lechuga, pimiento.

Foto 21. Raíces desarrolladas fuera de la celda de la bandeja.




Las bandejas deben limpiarse inmediatamente luego de su uso ya que pueden estar contaminadas con diferentes patógenos. Además, en este momento los restos de raíces y de sustrato están húmedos, por lo tanto es más fácil de limpiar. La limpieza puede hacerse con agua y jabón, y posteriormente hacer un enjuague con agua limpia. Luego se desinfectan colocándolas en una solución al 10% de lavandina comercial por una noche. Por último se vuelven a enjuagar y se dejan secar. Deben guardarse en un lugar resguardado de los rayos del sol para evitar que se deformen o que se degraden.

7 / 7