6. Pastas de frutas y hortalizas

Pasta de frutas y hortalizas

Pasta de frutas y hortalizas




Las pastas de frutas y hortalizas son muy utilizadas en la cocina moderna, son fácilmente adaptadas a distintos usos tanto las de frutas como hortalizas combinando platos, dándole un toque de originalidad en cuanto a sabores, colores y presentación diferente. Por otra parte brinda la posibilidad de guardar frutas y hortalizas semiprocesadas para terminarse en el momento oportuno y no tener que gastar en frascos y azúcar en un solo momento del año. Otro uso que se puede dar a estos productos es la obtención de mermeladas sin adición de azúcar o bajas calorías.


Generalidades de pasta de frutas


La mayoría de las frutas se encuentran disponibles desde fines de noviembre hasta abril. En esta época se deben elaborar todas las frutas y es necesario contar con insumos como azúcar, frascos y tapas en cantidad suficiente.

A los fines de agilizar las elaboraciones, una alternativa es guardar las pulpas de frutas y luego terminar el proceso en cualquier época del año. Estas se pueden conservar solas o con adición de azúcar según el producto final a obtener, entre ellos se puede obtener productos para diabéticos con escaso o nulo contenido de azúcar.

La fruta debe estar debidamente lavada y solo se pelan aquellas cuya piel toma una textura dura y coriácea en el producto final, de lo contrario no es necesario.

Según el equipamiento disponible, cortar la pulpa con cuchillo, pasar por máquina de moler carne, trituradora, licuadora o procesadora, dependiendo de la textura que se espera en el producto final.

La pulpa acondicionada se hierve durante 15 minutos para evitar la separación del agua de constitución en el envase final. En este paso es opcional adicionar azúcar. Luego de envasar se esteriliza a baño maría durante 1 hora 30 minutos para frascos de 3 kg, 40 minutos para frascos de 1 kg, 30 minutos para frascos de 500 gramos.


Generalidades de pastas de hortalizas


Estas pastas nos permiten disponer de las hortalizas en el momento oportuno para acompañar platos principales, entradas o como insumos de comidas más elaboradas. Tienen la ventaja de que el colorido de las hortalizas combina muy bien para lograr comidas, nutritivas, de agradable color y sabor, especialmente para aquellas personas que no son muy consumidoras de hortalizas.


11 / 18