4. La cosecha de esporas
Las esporas se colectan a partir de frondes con abundantes soros maduros, cuyos esporangios permanecen todavía cerrados. Por ello es necesario reconocer cuando los esporangios están maduros. Esta maduración se advierte por el cambio de coloración de los soros que va del verde al amarillo o al marrón dependiendo de la especie. Es muy importante que los esporangios estén aún cerrados para no perder las esporas.

Phlebodium areolatum: izquierda soros inmaduros, derecha soros maduros


Campyloneurum nitidum: izquierda soros inmaduros, derecha soros maduros


Anemia tomentosa: izquierda soros inmaduros, centro soros maduros, derecha soros pasados




Las frondes reproductivas se colocan en bolsas de papel a temperatura ambiente por 2-7 días para que se liberen las esporas. Algunas especies producen grandes cantidades.

Colecta de esporas en bolsas de papel


Colecta de esporas en bolsas de papel


Colecta de esporas en bolsas de papel




Es conveniente eliminar restos de esporangios para reducir la contaminación con algas, bacterias, hongos y musgos. Para ello el material que se recoge de la bolsa se pasa por un tamiz 53 μm de apertura. Lo que se selecciona es un polvo muy fino amarillo, marrón o negro según las especies.

Tamices


Esporas



8 / 14